Ana Brnabic, la primera mujer y lesbiana en encabezar el gobierno de Serbia

Ana Brnabic
Ana Brnabic. Foto: Shutter Stock

No solo es la primera mujer que accede al puesto de primera ministra del Gobierno serbio, también es la primera persona abiertamente homosexual que llega al cargo.

A sus 41 años, Ana Brnabic se ha convertido no sólo en la primera mujer que accede al puesto de primera ministra del Gobierno serbio, también es la primera persona homosexual que llega a este cargo en un país abiertamente homófobo y fuertemente tradicionalista. Con su nombramiento, no exento de polémica, Brnabic se ha convertido en la quinta persona homosexual que preside un gobierno nacional en el mundo, en este caso, en un país en el que el 80% de los ciudadanos son cristianos ortodoxos y reacio a reconocer los derechos del colectivo gay.

Brnabic abandonó Yugoslavia a mitad de los noventa para cursar sus estudios superiores en Estados Unidos, donde se licenció en Gestión y Administración de Empresas, y continuó su formación con un máster en Reino Unido. En 2002 volvió a Serbia y se puso al frente de la Alianza Nacional de Desarrollo Económico Local (NALED), con el objetivo fundamental de favorecer la modernización y desarrollo en el país a través de la asociación de municipios, empresas y sociedad civil.

Considerada una tecnócrata independiente de los partidos políticos, Brnabic ya formaba parte del Ejecutivo serbio desde agosto de 2016, cuando fue nombrada ministra de Administraciones Públicas y Asuntos Locales en el Gobierno de Aleksandar Vučić, quien también fue el encargado de mandatar a Brnabic para formar un nuevo gobierno destacando su “gran capacidad de trabajo y su cualidades profesionales y personales” para encabezarlo. Este mandato ha conseguido el apoyo de la mayoría del Parlamento serbio, con 157 votos a favor y 55 en contra, con un programa centrado en la entrada de Serbia a la Unión Europea y mantener las buenas relaciones con Rusia, otro país hostil al reconocimiento de derechos LGTBI.

Ana Brnabic junto a Sinisa Mali (izquierda), Alcalde de Belgrado, durante la celebración del Orgullo Gay de Belgrado en 2016. Foto: BalkansCat / Shutterstock.com

Referente LGTBI sí, pero no militante

La llegada de Brnabic a la dirección del Gobierno ha generado fuertes reacciones en los sectores conservadores del país que le reprochan su orientación sexual y su participación en la manifestación del Orgullo Gay en Belgrado el año pasado. Sin embargo, ella ha negado ser una militante LGTBI y ha lamentado públicamente que utilicen sus elección sexual para atacarla. Desde los colectivos de defensa de los derechos LGTBI han celebrado este nombramiento, como el anterior como ministra, aunque son varias la voces que alertan sobre que la elección de Brnabic puede enmascarar la situación real de la falta de derechos del colectivo LGTBI en Serbia.

Más de UltraVioletas

HEX, la apuesta ‘techno’ de la moda

Nos adentramos en lo más profundo de la música, lugares donde el...
Ver

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *